Desde el Congreso Nacional voy a luchar porque nuestro país avance a una sociedad más equitativa, sin las discriminaciones históricas que hemos sufrido mujeres, niñas, adolescentes, la población LGBTIQ+, pueblos originarios y toda la diversidad.

La pandemia de Covid 19 dejó en evidencia la profunda desigualdad que viven las y los chilenos, por eso voy a insistir en iniciativas que permitan el acceso igualitario a Internet para que sea considerado servicio básico, porque es fundamental para acortar las brechas digitales y educativas de nuestras niñas, niños y adolescentes y la calidad en el teletrabajo de madres y padres.